NUESTRA HISTORIA

Hace casi 50 años, en 1972 concretamente, nuestro profesor de Música amigo de mi padre le convenció para que montara una tienda de instrumentos musicales. Mi padre tuvo la visión de aceptar el proyecto pero delegó la responsabilidad en mí ya que él nada tenía que ver ni con ese sector ni con esa generación. Así nació “la Casa de la Música” y recayó en mí la misión de sacarla adelante.

Fueron siete años de aprendizaje, de implicación absoluta, en los que mi tiempo, esfuerzo y pasión fueron para levantar ese proyecto. En esos años, duros por cierto, me di cuenta de que fuera de España el mercado crecía imparablemente por la incorporación de nuevas marcas que sin embargo no acababan de llegar a nuestro país.

Por si fuera poco grupos como los Beatles, Rolling Stones, Crosby Still & Nash, Simon & Garfunkel, Pink Floyd, Jethro Tull, Genesis y muchos otros eran ya muy conocidos y seguidos por la gente joven de entonces. Esta explosión de Música que venía de fuera con ritmos nuevos, con instrumentos nuevos, con propuestas nuevas, provocó un interés entre esa gente joven por comenzar a tocar esos instrumentos modernos; la guitarra eléctrica, el bajo eléctrico, la guitarra acústica, la batería, etc.

Era el momento de apostar fuerte por esa corriente y en 1979 así lo hice creando una empresa de distribución para canalizar esas novedades, esos nuevos instrumentos, esas nuevas marcas. La llamé SUPROVOX.

En el año 2022 se cumplirán 50 años desde que comencé mi andadura en este sector con la idea de ir “Acercando la Música” con mis marcas a tiendas y músicos.

Cincuenta años después puedo decir que ha sido y es un proyecto apasionante, en el que he tenido la oportunidad de conocer a personalidades de todo el mundo en esta industria, a músicos considerados iconos mundialmente, algunos de ellos españoles por cierto, y también de viajar y en esos viajes darme cuenta de que el tópico de que la “Música es un idioma universal “no es solo un tópico sino una realidad.

Desde estas líneas quiero agradecer a todos los que me acompañaron y me siguen acompañando en esta “aventura”; tiendas, músicos y amigos por su colaboración, su amistad, su esfuerzo y su pasión con mi proyecto y con sus proyectos.

Así mismo debo de hacer una mención especial a mi equipo por su lealtad, comprensión, esfuerzo, amistad y compromiso, mucho compromiso para conmigo y nuestro proyecto. Con este equipo Suprovox ha llegado hasta aquí en una travesía larga, no siempre por aguas tranquilas ni amigables pero siempre con la vista puesta en el futuro y el anhelo del trabajo bien hecho y la mejora continua.

Gracias, Gracias y Gracias.

ADELA TEJADA
Founder and CEO